25N. Los carteles electorales a examen

El próximo 25 de noviembre podremos ejercer nuestro derecho a voto con motivo de las Elecciones a la Generalitat de Catalunya. Antes, pero, de nuevo somos espectadores (aunque no sólo) de una nueva puesta en escena de la comunicación política.

En el marco de las elecciones municipales del 22 de Mayo de 2012, en colaboración con el periodista y experto en comunicación política Toni Aira, escribimos un post que analitzaba los carteles electorales de las candidaturas de Sitges. Ahora, teniendo en cuenta cómo nos gusta esto y la demanda de algunos de los lectores del blog, volvemos a ofreceros un post, esta vez de las actuales formaciones con representación en el Parlamento. Un análisis que integra aportaciones de Toni Aira en clave de comunicación política y mis aportaciones en clave publicitaria.

Convergència i Unió

El de CiU es el único cartel con un fondo que posiciona. A diferencia del resto de carteles que en su mayoría utilizan fondo blanco o fondo que aporten serenidad, el de CiU arriesga. Posiciona Artur Mas como un claro líder de Cataluña. ¿Demasiado? No han sido pocos los que han criticado el “mesianismo” que respira la imagen. Aunque seguramente el principal problema que tiene el cartel es que incentiva la caricatura que los adversarios de Mas y CiU han ido alimentando desde su reacción tras la manifestación de el Once de Septiembre. Una caricatura, interesada (claro), que no se corresponde con el personaje real, y que por tanto no le suma.

Desde un punto de vista publicitario, el mensaje del cartel es claro, sólo uno y centrado: “La voluntad de un pueblo”. Aquí no hay que recordar el nombre del candidato. Pero es interesante destacar el uso de una tipografía de palo seco en caja alta. Es decir, clara y directa cuando se usa en titulares, y más, teniendo en cuenta que se utilizan dos cuerpos de letra y la negrita para destacar las palabras VOLUNTAD y PUEBLO.

En el cartel, en su formato estándar, el logotipo está posicionado en la parte inferior derecha. Un lugar visible teniendo en cuenta la lectura publicitaria. Sin embargo, a medida que avance la campaña electoral iremos viendo diferentes piezas y detectaremos no en todas existe el logo en el mismo lugar, y no en todas el cartel será tan limpio.

No apela al voto. Un recurso antiguo. Y nos muestra un Mas sin gafas, que por otra parte le han acompañado cotidianamente en su día a día desde que es presidente. Que estuvieran habría sumado serenidad, autenticidad y realismo a un retrato presidencial que básicamente debería haber tratado de comunicar el personaje que en los últimos meses tanto ha convencido a tantos (incluso los que algún día habían comprado la caricatura que ahora este cartel parece incentivar).

Por suerte para CiU, la gente no decide su voto por un cartel, menos hoy en día, con nuestro contexto multimedia. Para desdicha de CiU, este suele ser un recurso más al servicio de una estrategia de campaña que ahora, en su caso, deberá dedicar algún esfuerzo extra a contrarrestar el efecto negativo que su propio cartel (no el de otro partido) haya podido provocar. Y en campaña el tiempo es oro.

A destacar, del eslogan, que por primera vez en unas elecciones catalanas, CiU no cuenta con la palabra “Catalunya”. La sustituye por “pueblo”, apelando al plebiscito como la federación nacionalista decodifica estas elecciones. “La voluntad de un pueblo” apela a “la voz” del pueblo. Que sea clara.

 

Partit Socialista de Catalunya

¡Sorprendente! Teniendo en cuenta la trayectoria del PSC, ¿alguien pensaba en encontrarse este cartel? Cuando vemos el cartel del PSC no vemos el de un partido político, sino que más bien tiene la composición y los elementos de un cartel de película de cine. Durante un tiempo nos han estado vendiendo su cambio, el cambio del PSC rojo hacia el NOU PSC multicolor. ¿Dónde queda este posicionamiento en este carteles? ¿Alguien lo ve?

El logotipo en su caso también (como en el caso de CiU) está muy bien posicionado. Sin embargo, en la parte inferior izquierda vemos una (demasiado clásica) apelación al voto que no contrasta bastante con el fondo, demasiado sutil.

El degradado del color de la palabra principal del cartel (FEDERALISMO) va del rojo típicos de la izquierda (del PSC) a un naranja más sinónimo de centro político a nivel de cromatismo relacionado con las ideologías. El PSC quiere decir que ellos son la vía del centro entre dos extremos, y aquí igualan unionismo español y independentismo catalán.

Nos muestran el nombre del candidato (Pere Navarro), todavía muy desconocido para muchos. También nos posicionan claramente en destacado un concepto “federalismo”, que muchos les han reprochado que no es en el debate, que nadie habla y pocos saben muy bien en qué consiste. Ellos insisten. Y nos acercan mucho estos sus dos “desconocidos”, candidato (con primerísimo primer plano) y federalismo (en caja alta, negrita y con cuerpo de letra mucho mayor que “la alternativa sensata”, que de eslogan de precampaña pasa a fue una especie de subeslògan oficial).

 

Partit Popular de Catalunya

El PPC cuenta con una de las fotografías donde el líder está en una posición más natural (phostoshop aparte, sería aplicado a nivel de rostro, sobre todo en cuanto a la parte superior del labio, nariz y mejillas).

Estamos acostumbrados a ver nuestros políticos día si día también, y una apuesta por la naturalidad y la transparencia les puede ir bien a ellos y al gobierno que salga de unas elecciones. ¿O es que no detectan que la gente está pidiendo eso? Pero los políticos en campaña no acaban de transmitir que lo captan.

La posición de la foto de la candidata en el marco de la pieza es buena, y el cartel mantiene una estructura clásica que funciona. Pero, ¿os habéis fijado que es el único cartel de los que estamos analizando que tiene un marco? Un marco que nos puede recordar mucho al marco Earlybird dInstagram y con una división entre candidato y mensaje que nos puede recordar a aplicaciones como el Frametastic. Esto está muy bien para fotos, pero en el cartel electoral encapsula demasiado y transmite una imagen del partido que lo utiliza… como de cerrado. Demasiado encorsetado. Ningún otro candidato, en esta ocasión, apuesta en la misma dirección.

El PPC, como la opción más conservadora de las que concurren a las elecciones (de entre las analizadas), apuesta por el patrón de cartel más clásico, con el típico busto del candidato, con los colores corporativos bien definidos (azul, derecha, PP), con el logo destacado y con la apelación tradicional al “vota”.

Buscando hacer mella en terreno Ciutadans, presenta un eslogan que se puede leer como bilingüe (catalán-español), y para destacarlo, debajo, bandera mitad española mitad catalana, fusionadas, claro.

Y como su discurso ha sido en los últimos tiempos muy negativo, y así se lo han reprochado, un “sí” y un “también” en el eslogan buscan positivizar, lo que siempre es aconsejado en campaña.

 

Iniciativa per Catalunya Verds – Esquerra Unida i Alternativa

Se ha querido destacar mucho que el cartel de Iniciativa incorpora las redes sociales, como si antes no lo hubieran hecho otros (y ellos mismos) en elecciones anteriores. Esto aparte (que es un error), ¿alguien se ha parado a mirar las normativas de aplicación de logotipo de estas redes? No olvidemos que no dejan de ser empresas que ofrecen un servicio determinado. En el caso de Twitter, en su normativa grafica queda muy claro que si se quiere usar su logo (en versión reducida) debe ser el del pajarito, y aquí ya podríamos tener algún problema legal si Twitter quisiera.

Y con tanto elogio a la presencia de las redes por medio (que por cierto, el resto de partidos también hacen en otros formatos de la campaña), ¿alguien se ha fijado en la ubicación de los logos de Iniciativa y de EUiA? Aparecen en un lugar de lectura reducida y en vertical. ¿Que lo quieren esconder?

En contraste, la imagen central del candidato es muy limpia y hace que el verde destaque, pero cuando vamos a votar en el colegio electoral, encontraremos muchos logotipos del cual tendremos que elegir uno y, por lo tanto, se deberían poder identificar fácilmente. Es clave.

La tipografía de este cartel, al igual que la de los analizados hasta ahora, sigue siendo palo seco con claridad y buena lectura. El blanco y negro es recurso típico en carteles de Iniciativa (también lo fue con Saura, y los socialistas apostaron con Montilla y Chacón, por ejemplo). Es sinónimo de modernidad y de diferencia. Recuerda a la campaña del Banc Sabadell que estas semanas cuenta con personajes famosos hablando del “seny”. Joan Herrera, de hecho, aparece en su cartel en posición reflexiva y serena, con una sonrisa relajado y mirada puesta en el futuro.

Esquerra Republicana de Catalunya

Esquerra también muestra un formato clásico y que funciona: eslogan, busto del candidato y logotipo, todo claramente identificable, con claridad. Ya que todo sigue un eje central, para acabar de redondear el conjunto podrían haber centrado el titular “Un nuevo país para todos”, en lugar de ubicarlo justificado a la izquierda.

Pero lo que ha aportado más sorpresas es el codigo QR que vemos al lado de Oriol Junqueras. Un código QR ​​que en este cartel está puesto como con calzador, como si fuera un árbol de la montaña. La idea puede parecer innovadora pero en apostar también hay que pensar en su ubicación, sobre todo teniendo en cuenta el formato publicitario que estamos analizando. Si el cartel lo encontramos colgado en un lugar en altura oa mucha distancia (una valla de las de carretera), difícilmente lo podremos escanear y descodificar. En el caso de una banderola colgada en una farola, igualmente será difícil de pasar el smartphone. La idea es transmitir modernidad y dospuntozerismo, pero hay que detenerse en el “como”. Importantísimo.

Se ha querido ser clásico y poner el candidato mirando de frente, y esto ha hecho que se hayan aplicado con el photoshop para tratar de amortiguar lo máximo posible el párpado caído del ojo derecho del candidato, a quien, por cierto , han mudado con traje a medida y bien encajado por todas (¿quizá también gracias al photoshop?).

En el eslogan principal no apelan a la independencia. Lo hacen cuando apelan al voto (“vota independencia”). En el eslogan principal defienden “Un país para todos”. Quieren transmitir serenidad (con el cielo bien azul y sin nubes, típico recurso en cartel electoral), pero también con el principal eslogan, que viene a decir que en una futura Cataluña independiente todos encontrará su espacio, sin exclusiones

 

Solidaritat Catalana

El cartel de Solidaritat Catalana claramente tiene el objetivo de presentarnos a su candidato, Alfons López Tena. Tiene muy en cuenta que no todo el mundo lo conoce, por este motivo junto a la imagen nos pone: “Alfons López Tena, Candidato a la presidencia de la Generalidad de Cataluña”. Con el “López Tena” destacado en rojo.

El rojo, de hecho, es color típico de la izquierda (que no describe este partido), pero también es sinónimo de pasión, de contundencia y de fuerza, que es lo que quiere poner en valor SI como rasgos descriptivos suyos. Es su color corporativo (junto con el blanco). Así se respira el cartel, con un apunte de azul cielo (para suavizar un poco la imagen dura del candidato) por las esquinas.

“Somos garantía de independencia”. Este es el núcleo de su eslogan. Nos dice que no nos fiamos de CiU ni de Izquierda. Que si ellos están en el Parlamento harán de la voz de la conciencia que no deje los otros desfallecer o relajarse. Intentan combatir la opción del voto útil independentista, que en estas elecciones (y ya sin Laporta como gancho) les es la principal amenaza.

 

Ciutadans

Por si no sabíamos de qué partido es Albert Rivera, en el cartel de Ciutadans han decidido cerrar con un logotipo gigante. De punta a punta, para que no haya duda. Pero con la sombra de un titular, “Mejor unidos”, que utiliza una tipografía poco definida, en negrita y también en cursiva. Sólo les ha falta el subrayado para terminar de tirar de recursos típicos del word para destacar una palabra. Pero en este caso la guinda por querer llamar la atención es el escudo-corazón donde encontramos la unificación de tres banderas (la catalana, la española y la europea).

Rivera está pasadísimo por photoshop, muy rejuvenecido (mínimo seis años, como la primera vez que se presentó). Se le nota especialmente en el rostro, como el de un bebé, de fino. Con el pelo ni se han atrevido tanto, por lo que observamos que la alopecia la asedia, pese como el peinan para tratar de disimularlo.

En conlusión

A diferencia del análisis que hicimos con motivo de las pasadas elecciones municipales en Sitges, ahora podemos entrever como detrás de los carteles hay equipos de trabajo especializados y profesionalizados en el ámbito de la comunicación política. ¿Esto quiere decir que todo lo han hecho bien? Ya vemos que no. Y eso que están en el ojo del huracán, en relación de tensión con los medios de comunicación y también con los ciudadanos.

Sólo una advertencia y una reclamación que hay que hacerles en general (con dignos excepciones): el trabajo en el campo digital, más allá de las redes sociales, es importante. Tener webs con información actualizada es muy importante, y en la mayoría de casos no hemos encontrado colgados los carteles electorales, un hecho que los beneficiaría porque es les permitiría que su imagen se difundiera con más facilidad de cómo se la pueden aportar los recursos clásicos de una campaña electoral y de una campaña publicitaria.