El combi de La Esquina

27 de diciembre de 2016

15:00h, La Esquina. C/Bergara, 2, Barcelona.

Son más de las 15:00h. de la tarde y todavía no he comido. Tras días de excesos navideños -el pica-pica de Nochebuena, la sopa de Navidad y los canelones de San Esteban– parece que no vas a tener hambre en meses. Pero eso no se lo cuentes a los rugidos que hace tu estómago a ciertas horas.

Todavía no he terminado mis recados en el centro de Barcelona, así que mientras sigo haciendo una cola inhumana para pagar en una tienda decido probar suerte en La Esquina. Hace aproximadamente un año fue a tomar un café y me quedé con las ganas de conocer su gastronomía, así que ahora puede ser un buen momento. Además, Marina Planas lo había reseñado en Gastrotalkers y todavía tenía más ganas de conocer esos detalles desde mi propio punto de vista.

fullsizerender_1

Entrar y no tener sensación de estar en el bullicioso centro de Barcelona, más en estas fechas en que las tiendas y las calles del centro están llenas de gente. Me adentro a un lugar tranquilo, una bonita decoración que aporta calma y un entorno que propicia las ganas de sentarse a comer sin prisas. Mesas redondas, cuadradas, largas para compartir. Y también sillas, sofás y banquetas. Podéis elegir y seguro que os puede costar un poco si el lugar no está lleno porqué os querríais sentar en todas partes.

Te decides, descargas tus cosas, te aposentas y decides ir al baño. Y aquí viene un aplauso para La Esquina. Los baños de algunos locales dan miedito y pueden ser esos espacios que no deseas conocer por aquello de “corazón que no ve, corazón que no siente“. Pero eso no sucede en La Esquina. Ese baño está bien limpio y tiene una decoración acorde con el local que lo hace acogedor. Y un apunte más: sorprende el agradable olor del ambientador que hay en la zona de lavado de manos. Pero… ¡sigamos con lo que interesa!

fullsizerender_2

 

Repaso la carta como es debido y, aunque yo me pediría un poco de cada cosa por aquello de no dejar nada importante que catar, ando buscando algo saludable. Y sí, hay oferta para esta demanda. Me decanto por el Menú Combi. Se trata de una opción de mediodía que consta de tres tipos de productos servidos en un mismo plato grande: ensaladas y verduras, carnes y pescados y pastas y legumbres, además de una bebida y un postre o un café.

MenuCombiLaEsquina

Así, entre este abanico de opciones me decanto por la crema de calabaza asada, almendras y aceite de tomillo; las salchichas glaseadas en miel y mostaza con col asada; y la quinoa con coliflor y zanahoria asadas, arandanos secos, hierbas y vinagreta de lima. Me detengo a hablar con la camarera -por cierto, era muy amable- para que no me aparezca con un menú que puede alimentar a toda una corte y me dice que no me preocupe que el plato está equilibrado y las raciones también. Mientrastanto llega mi bebida y me doy cuenta que siempre hay una jarra de agua -que no te cobran- en la mesa. Y aquí anotamos que todos los detalles cuentan y esto es un punto positivo para ellos.

fullsizerender_3
Llega mi plato. Tiene un colorido que entra por los ojos. Ataco la crema de calabaza, plato con el que suelo ser muy exigente y me quedo sin palabras. ¡Me acabo de llevar a la boca una de las mejores cremas de calabaza que he catado fuera de casa! También me llevo un poco de quinoa a la boca y contrasta el delicioso sabor inesperado que hace con el resto de ingredientes, es de aquellos platos que tienes dudas y repetirías sin problema. Y llega el momento salchicha del cual no tenía seguridad en si me gustaría la col asada y que en la mayoría de ocasiones dejaría de lado. No fue así. El contraste era ideal y el plato quedó bien vacío. Eso sí, traen una bolsita de pan que parece muy bueno, pero ni lo toqué porqué no acostumbro a comer pan.

fullsizerender_5

Y llega la hora del postre. He visto algunos de los postres servidos a las mesas cercanas y se hacían mirar. Igual que se hacían mirar un par de tartas que había en una mesita, exelentemente expuestas para deleitar a los ojos más mirones. La camarera me tienta, pero fiel a mi idea inicial decido no tomar postre y decantarme por un café americano (aunque la carta de cafés es otra vertiente del local en que se podría profundizar).

fullsizerender_7

Llega el momento de despedirnos. Me quedaría. Pero sé que tarde o temprano volveré.