FM en versión ‘Glocal’

“El Fogall” es la revista de cultura popular de la Agrupació de Balls Populars de Sitges. Nació en 1992 y habitualmente se edita en fechas previas a la Fiesta Mayor de Sitges (el 23 y 24 de agosto son los días más intensos de la fiesta), pero su primer número vio la luz en fechas navideñas.

Este año no ha sido menos. Una nueva Fiesta Mayor y una nueva edición de “El Fogall” han visto la luz. Y os hablo de ello porque me pidieron hacer una pequeña colaboración hablando de la Fiesta Mayor y la comunicación 2.0. Si no es por cultura popular, seguro que por la vertiente 2.0 sí que os puede gustar. El artículo es éste:

FM en versión ‘Glocal’

La Fiesta Mayor de Sitges tiene una larga tradición y los ciudadanos de Sitges nos gusta mantenerla. Pero, a pesar de mantener las tradiciones, el conjunto de la sociedad actual también ha introducido nuevas formas de hacer en la fiesta. Rasgos característicos de la sociedad de la información, la que el sociólogo Manuel Castells definiría como la sociedad permanentemente conectada por medio de redes de información telemáticas sin fronteras geográficas. Una sociedad glocal, fusión de su arraigo local pero abierta y que puede hacer red por todas, globalmente.

Hoy, la mayoría de nosotros -tanto los que miramos la fiesta desde fuera como los que la bailan- llevamos teléfonos móviles en el bolsillo. Teléfonos que poco usamos para llamar. Más bien son dispositivos móviles que aún mantienen la esencia del teléfono de Bell: hacernos estar en contacto con conocidos y desconocidos. Y es que al recurso de la voz le hemos sumado el paraguas de los recursos audiovisuales. Las posibilidades son tantas que la creatividad en su uso está al alcance de todos.

Pero si casi no llamamos, ¿cómo utilizamos los dispositivos móviles? En la esfera íntima el canal dominante es la aplicación de mensajes Whatsapp, y en la esfera pública o semipública (la que compartimos) la corona está dividida entre las diversas aplicaciones pertenecientes a las denominadas redes sociales. En este escenario la Fiesta Mayor quedaría ubicada en la esfera pública, en las redes sociales, al igual que también es una fiesta pública y compartida en el terreno físico. Pero, ¿desde cuando la Fiesta Mayor de Sitges forma parte de las redes sociales?

La Fiesta Mayor de Sitges es un evento tan importante en el calendario de Sitges que el año 2011 fue elegido como fecha de lanzamiento de dos nuevos canales de comunicación del Ayuntamiento de Sitges: Facebook y Twitter. Más adelante llegaría la apertura de Instagram. Así que de alguna manera podemos decir que el año 2011 fue el año en que la fiesta se institucionalizó en los medios sociales. Pero esta fecha no coincide con la de entrada de la fiesta en este espacio. Uno de los grandes rasgos de los medios sociales es que todos tienen cabida, tanto a título individual, a título grupal, como a título institucional. La red, al igual que la fiesta, la hacemos entre todos y es por este motivo que es muy difícil llegar a marcar una fecha concreta de nacimiento en este entorno virtual.

Youtube, plataforma nacida en 2005 y comprada por Google en 2006 fue uno de los primeros espacios sociales donde podemos encontrar contenidos de la Fiesta Mayor de Sitges. Son vídeos colgados a título individual por personas que en su momento decidieron grabar algunos fragmentos. Si hacéis una búsqueda podréis ver las fechas de publicación. En 2004 nacía Facebook, espacio donde poco a poco, inicialmente cuando había terminado la fiesta, algunas personas vertían todas las fotografías (y también algún vídeo) que habían hecho en álbumes específicos. Twitter se incorporaba al grupo de redes donde la fiesta se esparcía online en 2006 y fue el espacio donde los más activistas del momento también decidieron twittear la Fiesta Mayor. En 2009 llegaba Instagram, la plataforma donde las imágenes de la Fiesta Mayor tomaban su máxima expresión creativa.

Estas son los espacios más concurridos y generalistas que actualmente usamos, pero seguro que hay otros donde antes o ahora la Fiesta Mayor de Sitges también tiene su representación. Como pueden observar, todas ellas tenían contenidos vinculados a la fiesta mucho antes de que el evento y el Ayuntamiento tubieran una representación institucionalizada, un hecho lícito teniendo en cuenta que no tendría sentido comunicar una institución pública allí donde no están sus ciudadanos. De hecho, en estos espacios siempre llegan las personas antes de que las instituciones. Pero aparte de las personas y las instituciones, otro elemento en juego son los diferentes bailes o las entidades que representan diferentes elementos clave de la fiesta. Todos ellos antes y después de la institucionalización de la fiesta también han ido creando sus perfiles en las diferentes plataformas. No se ha hecho de una forma ordenada sino siguiendo la inicativa popular, porque comprensiblemente en todos ellos antes de la difusión han tenido que encajar muchas piezas y esta es una de complementaria. Sin embargo, cada vez más la conciencia de la importancia de este frente de proyección pública glocal es mayor y se evidencia con la gestión más cuidadosa y pensada que poco a poco van consolidando particulares e instituciones.

Desde el año 2011 tenemos etiquetas (o hashtags) oficiales con las que marcar el contenido de la Fiesta Mayor que compartimos públicamente en Internet. El hashtag oficial, este año #FMsitges14, se suma a los hashtags populares. Cuando no había esta etiqueta oficial el contenido ya existía igualmente y la etiqueta se creaba por la propia dinámica de la red. La que más adeptos conseguía era la que se imponía como etiqueta principal, ya partir de ella se podía ver a un golpe de click toda una serie de imágenes o de mensajes vinculados al mismo evento. De aquellos momentos recuerdo haber hecho amigos 2.0 (activos en la red) con los que todavía comparto momentos. Éramos los primeros en Sitges que en su momento intentábamos alzar la voz y hacer saber al mundo que estábamos de Fiesta Mayor. Por suerte hoy somos más y el clamor es mucho mayor, con los de casa y con los de fuera: ¡somos glocal! Estamos aprendiendo a darnos a conocer. Y sirve tanto para mostrar identidades individuales como colectivas, la nuestra y la de todos los de Sitges, porque todo lo que colgamos tiene connotaciones sobre la imagen que tenemos de los demás (y ellos de nosotros), forma parte de nuestra reputación.

Y llegados hasta aquí, en este breve repaso de la Fiesta Mayor de Sitges en su vertiente 2.0, podemos decir que cada vez somos más conscientes de lo que ello implica. No sólo como herramienta de visualización, sino como herramienta de cohesión. Los medios sociales se suman a otras iniciativas y bien empleados nos permiten crear vínculos en todas partes. El Ayuntamiento de Sitges promueve el hashtag oficial permitiendo que el contenido (imágenes, vídeo o texto) y sus creadores se encuentren y hagan equipo. La Agrupació de Balls Populars creó el año pasado el primer concurso de Instagram vinculado a la fiesta bajo el hashtag #FMSitgesABPS. Sí, son dos iniciativas entre un mar de ellas, particulares y de instituciones. Nada menos que eso, pero merecen ser reconocidas como un primer paso a un uso más allá que el de “estar allí para estar” o “publicar por publicar”. Dos iniciativas que tienen objetivos y pretensiones con (buena) intención. Dos iniciativas que son fundamento y los primeros granos de arena de todo lo que puede convertirse en este espacio si se aprovecha el potencial que intrísecament tiene. Un potencial que entre todos podemos construir y explotar en beneficio de promover, dar a conocer y hacer perdurable la Fiesta Mayor de Sitges. Su uso está en nuestras manos, en las de todos, aquí en Sitges y en la otra punta del mundo.

Aquí podéis encontrar  las otras piezas y articulos con los que he compartido escenario. Perp si todavía sois más curiosos, también podéis hojear las 30 ediciones que han precedido esta.