Facebook App de La Gran Recogida de Alimentos

Hace un año la Fundació Banc dels Aliments daba el pistoletazo de salida a su labor a través de las redes sociales digitales. Pero, no sólo eso, sino que hacía lanzamiento de un emotivo spot como llamada de voluntarios para La Gran Recogida de Alimentos de 2011. El spot, que recomiendo mucho ver, tenía por lema “Lo damos todo”.

Este año, de la mano de la Obra Social “La Caixa” y varias marcas de gran consumo (Danone, Nutrexpa, Laboratorios Ordesa, La Fageda, Borges, Llet Nostra, Unilever, Nestlé y Mondelèz Internacional) han dado un paso más allá en el uso de las redes sociales digitales. Una recogida de alimentos virtual empleando Facebook App que también ha contado con un  espot donde podemos ver el blaugrana Xavi Hernàndez explicando como colaborar en la Gran Recogida de Alimentos virtual.

Una buena idea que llega y moviliza a un público mucho más amplio. Una buena idea que da visibilidad a marcas de gran consumo que también están sufriendo la crisis. Una buena idea que permitirá que la recolecta de este año sea mucho mayor. Una buena idea que da sentido y valor a un uso estratégico e innovador de las herramientas que ofrecen las redes sociales digitales.

La aplicación se llama “Gran Recogida de Alimentos” y tiene como objetivo que los usuarios de la red, utilizando la aplicación, puedan dar un kilo del producto seleccionado. Es decir, con un solo clic puedes hacer  que una marca done un quilo de su producto a los más necesitados. Las bases legales limitan un máximo de 375.000 quilos. Si se llega a obtener esta cantidad la participación se cerrará, por si no se llega contad con que se podrá hacer clic hasta el 15 de diciembre de 2012.

Cada perfil de Facebook sólo puede hacer la donación una vez. Es decir, sólo podemos ver completamente el proceso de funcionamiento de la aplicación una sola vez. Pienso que conocerlo puede ser interesante como ejemplo de referencia para desarrollar otras aplicaciones o, incluso, interesante para movilizar aquellos que aún se resisten a usar las aplicaciones de la plataforma. Por estos motivos, a continuación, muestro las diferentes capturas de pantalla que muestran el proceso que me encontré a la hora de hacer mi donación virtual. ¿Le damos un vistazo?

1. Entramos en el enlace de la aplicación  y hacemos “Me gusta” en la página. Nos encontramos una página donde su cabecera muestra completamente la campaña que se está trabajando. A simple vista, los usuarios ya pueden tener un primer impacto de lo que se les pide y de las marcas que participan. Para empezar el proceso de donación, justo al lado del número de seguidores de la página, encontramos el recuadro azul “Dona un kilo“, ahí tenemos que clicar.

2. Una vez pulsamos en la aplicación, vamos a parar a una página muy clara y muy limpia que nos explica brevemente qué debemos hacer. En el centro podemos ver una pastilla, un call-to-action, que nos permite activar fácilmente nuestra donación. Hacemos clic. No pierdas de vista, que a partir de esta pantalla, exceptuando las pantallas de permisos y compartición, siempre se puede clicar en el texto “Objetivos de esta campaña”. Esto son las bases legales que nunca pueden dejar de tenerse en cuenta en cualquier aplicativo de Facebook -y en general en cualquier tipo de promoción-.

3. Al clicar la pastilla azul vamos a una pantalla donde damos permiso para usar una serie de datos y acciones sobre nuestro perfil. A menudo podemos no estar de acuerdo en todo lo que se pide (esto sería motivo de todo otro post) pero si no las aceptamos no podemos pasar a la siguiente pantalla.

4. En este punto empieza, literalmente, nuestra donación. Nos muestran una serie de productos de todas las marcas de gran cosnum participantes (segundo lugar donde tienen visibilidad y donde pueden afianzar que no sólo están preocupadas por sus ventas). Al clicar encima de uno de estos productos habremos seleccionado donar un kilo.

5. Al seleccionar el producto habremos hecho nuestra donación. Podemos terminar aquí, pero todavía podemos ir un paso más allá en nuestra colaboración individual: podemos compartir la aplicación en nuestras redes sociales y conseguir que otras personas participen. Un compartir que va más allá de compartir algo que nos gusta o compartir para poder participar de cualquier promoción en beneficio propio.

 6. Si decidimos compartir, veremos otra pantalla pop-up con el enlace preparado, y la posibilidad de escribir nuestro mensaje.

7. Finalmente, después de compartir nuestro mensaje o en cualquier otro momento que decidamos entrar en la aplicación, podremos ver esta pantalla. Pantalla donde podremos seguir compartiendo la aplicación o ver los estantes con las fotografías o perfiles anónimos que ya forman parte de los donantes de alimentos.

Tal y como exponía al inicio, me parece un muy buen uso de las herramientas que nos dan las redes sociales digitales. Creo que este es un caso interesante a poder tener en cuenta por aquellos que en un momento u otro han de trabajar en el desarrollo de aplicaciones de Facebook. Al mismo tiempo, también es un pequeño gesto solidario que pocos estarían dispuestos a rechazar.

¡Espero que esta Gran Recogida de Alimentos pueda batir records!