Año nuevo, momento Cacaolat

Ha sido encender la radio y escuchar algo que me ha gustado, tanto desde una vertiente personal como desde una vertiente profesional.

En febrero de este año, ante la posibilidad de que Cacaolat podría desaparecer del mercado, escribí un breve recorrido sobre esta marca. Y después de salir con un resultado esperanzador en el que Cacaolat fue adquirido por Damm y Cobega, Cacacolat sabe aprovechar el contexto que ha vivido y, lanza su primer anuncio de esta nueva etapa.

Lo encuentro estratégicamente muy acertado. Sabe atrapar la emoción de aquellos que han estado reivindicando su salvación y sabe agradecer y mostrar el resultado de todo el proceso vivido a lo largo de este complicado periodo. Aunque desde ayer, ya corre por la red con más de 11.000 visualizaciones – y en una cuenta de Youtube recién estrenado-, tal y como se anunció ayer desde el twitter de la marca, en televisión será lanzado en un momento muy significativo: el primer anuncio del año – desbancando al habitual anuncio de Freixenet-.

El espot denota la tendencia publicitaria a la que nos tiene acostumbrados el Grupo Damm en sus últimas campañas. Como decía uno de los tertulianos de RAC1, “se nota que esta empresa se cree la marca y el producto“. Pero quiero destacar dos cosas más: la transmisión que hace de que la marca escucha y agradece a sus consumidores, o en este caso quizás podríamos hablar de adeptos, entendiendo que Cacaolat podía estar considerada una Lovemark, y haciendo referencia a los valores de tradición con el claim final “Desde siempre y para siempre“. Por tanto, nos encontramos con una marca que a pesar de las dificultades por las que ha pasado, ha entendido la importancia de escuchar al consumidor, y lo hará manteniendo sus orígenes.

La identidad, como por ejemplo tener el actor Roger Coma o que la cafetería sea una conocida cafetería del Born de Barcelona, ​​no es casualidad y nos marca un valor de pertenencia concreto, también reconocible en otras campañas del grupo.

El primere spot del año es un acontecimiento que interesa y conmueve la curiosidad más allá del entorno publicitario. Celebro que este año este evento sea también un momento Cacaolat.

Feliz 2012 a todos!